Ces Rioja

Economía y desarrollo de La Rioja

La Rioja, vinos reconocidos a nivel mundial

Cuando pensamos en La Rioja, nos viene a la mente una mesa llena de delicias, tales como jamón serrano, queso Manchego o aceitunas, pero sobre todo, tenemos la imagen de un vaso de vino tinto. Y es normal, los vinos de La Rioja son reconocidos a nivel mundial por su sabor y su gran calidad.

El vino es conocido por su estructura y taninos, muy similar al Cabernet Sauvignon, pero con un toque frutal. Se trata de un vino perfecto para cualquier amante del vino Cabernet, que también busca la presencia del sabor a cereza, como el Pinot Noir. Es por eso que tiene tantos seguidores.

La Rioja, vinos reconocidos a nivel mundial

Se hace a partir de una mezcla de variedades de uva, siendo dominante la Tempranillo, aunque también puede incluir la Garnacha (para darle ese toque afrutado), Mazuelo y Graciano. La mezcla toma su nombre, como muchos otros vinos elaborados en el viejo mundo, de la región de la Rioja donde se produce.

Nuestro país está muy orgulloso de la uva Tempranillo, porque llevamos cultivándola más de 2.000 años. A diferencia de otros países que han adoptado uvas de otros países, la Tempranillo nació y se cultiva en nuestro país.

Si quieres elegir un vino Rioja, tendrás que saber los 4 tipos que hay, que dependen de la cantidad de tiempo que el vino pasa en las barricas de roble. La clasificación de cada Rioja está claramente visible en la botella.

Las cuatro clasificaciones son:

  • Rioja: Es la forma más básica del vino. Ha sido envejecido en barricas de roble durante un corto periodo de tiempo, apenas unos meses. Luego el vino se embotella y se vende. Es un vino muy joven.
  • Crianza: Para que pueda ser etiquetado crianza, debe pasar un mínimo de 1 año en la barrica de roble. Después, el vino se embotella y pasa de este modo unos meses antes de venderse. Es clasificación más abundante en el mercado internacional, ya que es bastante asequible.
  • Reserva: Esta es una de las mejores uvas de la cosecha de Rioja y se hace solamente durante los años en que se prevé que va a ser una buena temporada de crecimiento. Un reserva debe de envejecer un mínimo de 3 años, con al menos 1 año en roble, y el resto embotellado. Este tipo de vinos son algo más caros que los anteriores.
  • Gran reserva: Se trata de un vino que solo puede hacerse en años con temporadas de crecimiento excepcional, a partir de las uvas más excepcionales de la cosecha. Tiene que envejecer en roble durante al menos 2 años, y luego pasar al menos 3 años más en botella.

El vino riojano va bien con sabores salados, como carnes, quesos fuertes, por lo que resulta el maridaje perfecto con toda la gastronomía riojana.